martes, 7 de agosto de 2018

Reseña de "Recuerda aquella vez" de Adam Silvera

Título: Recuerda aquella vez
Autor/a: Adam Silvera
N° de páginas: 352
ISBN: 978-987-4132-02-4
Editorial: Ediciones Urano (bajo el sello "Puck")
Sinopsis: ¿Y si pudieras borrar de tu mente todo aquello que no te gusta de ti mismo?
El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano…
Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo. Con lo fácil que sería su vida si pudiera olvidar que le gusta un chico, recuperar la relación con su novia, Genevieve, y retomar la amistad con sus compañeros de siempre como si nada hubiera pasado…
Un anuncio del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar de la mente los recuerdos difíciles con un tratamiento revolucionario, parece ser la respuesta a todos sus problemas. Aaron está dispuesto a cambiar a cualquier precio, aunque eso signifique olvidar quién es en realidad.
Ciencia frente a naturaleza en una novela plagada de giros inesperados que plantea importantes interrogantes sobre la búsqueda de la felicidad, la memoria y la propia identidad, no todos de fácil respuesta. Un intricado relato sobre el olvido que permanecerá mucho tiempo en tu recuerdo.
¡Muchísimas gracias Ediciones Urano Argentina (Puck Latinoamérica) por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

No sé hacen una idea de las ganas que tenía de leer a Adam Silvera. Tuve sus libros en la mira durante mucho tiempo, siguiendo de cerca las publicaciones en inglés... veía como los lectores demostraban su amor y entusiasmo por cada una de las historias que él publicaba. Sin embargo, lo que me hizo más feliz fue el hecho de que Puck haya tomado la decisión de traerlos en español, tanto en España como en Latinoamérica. Y dicho sea de paso, también trajeron al autor en un tour por Argentina, Chile, Colombia y Perú (spoiler: ¡fue todo un éxito!). En fin, tuve la oportunidad de verlo en persona y la experiencia fue increíble: poder conocer a la persona detrás de las novelas que nos llegan al corazón no tiene precio. Por supuesto que Recuerda aquella vez no fue una excepción.

Aaron Soto es el protagonista de Recuerda aquella vez. Él es simplemente un adolescente de Puerto Rico (viviendo ahora en Nueva York), que vive con las complicaciones de una persona que proviene de una familia donde solo una madre se encarga de llevar la comida a la mesa todos los días. El padre de Aaron ya no está más con ellos por haberse suicidado, y eso lo ha devastado; lo ha llevado a tomar malas decisiones también, y se ve claramente que su inestabilidad emocional no lo deja seguir adelante. No importa que tenga una novia que lo ama, o amigos con los que pase el rato... es como si no quisiera seguir viviendo, ni seguir soportando el dolor y el rechazo. Su situación empeora cuando conoce a un chico, Thomas, que le despierta sentimientos que nunca antes había experimentado. Lo único que quiere ahora es ser capaz de reprimir esos pensamientos, y ser como era antes, para dejar de sufrir por todo eso que él cree que le está haciendo mal. Y ahí es cuando entra en juego el Instituto Leteo, que ofrece un tratamiento revolucionario capaz de eliminar ciertos recuerdos de la mente. ¿Aaron estará dispuesto a modificar su memoria para olvidar todo, a pesar de no confiar en un 100% en la verosimilitud de dicho procedimiento? ¿Hasta donde llega la desesperación de una persona que lo único que quiere es ser feliz?
“–Yo no tengo nada que olvidar, y si lo tuviera no me anotaría contesta Thomas. Todas las personas que conocen desempeñan un papel en tu vida, incluso un padre que te miente o se olvida de ti. El tiempo al final se encarga de borrar el dolor, de forma que tampoco pasa nada".
Lo primero de lo que me gustaría hablar es sobre la inventiva del autor. El toque futurístico que le da a su relato es magnífico, sin llegar al punto de convertirlo en algo de ciencia ficción. El Instituto Leteo está presente, pero solo de fondo (hasta que eventualmente toma cierto protagonismo en la historia). Está bueno que Silvera haya trabajado con una idea que no está muy alejada de lo que podría lograr la tecnología en algún punto del futuro. En su paso por Argentina, él comentó que se planteaba a sí mismo los "¿qué pasaría si...?" al momento de pensar ideas o premisas para libros (como para Recuerda aquella vez), y eso me fascinó totalmente. Literalmente: ¿qué pasaría si nos olvidáramos de algunos recuerdos? Y esto está tan bien contado y tratado, que es sumamente creíble... lo que evidencia un gran trabajo de investigación previo de parte de Adam Silvera. Definitivamente estoy sin palabras.

Por otro lado, la pluma del autor es espectacular y muy peculiar. Me encanta la manera que tiene de plantear escenarios y, especialmente, personajes. Le da mucha importancia a la construcción de todos ellos, por lo que puede ser un poco lenta la lectura al principio. Igualmente, eso no fue algo que me haya molestado, porque uno se va dando cuenta a que es lo que se le debe prestar atención. En este caso, sería a Aaron. Se ve mucho de él en la actualidad, y correlativamente se van mostrando situaciones del pasado, que nos ayudan a entender su forma de ser en el presente. Por otro lado, me gustaría mencionar que se trató con cuidado el tema del suicidio y ciertos problemas relacionados al protagonista. No es tan explícito como yo pensaba que iba a ser (salvo por un par de escenas puntuales), pero sí que abre a debate, y eso es lo que me gusta de leer.
“A veces tienes que seguir adelante para descubrir qué es lo que estás buscando".
Pasando a los personajes, tenemos a Aaron, que es uno de los personajes más complejos que he leído. Él está atravesando un momento muy duro de su vida, donde está tratando de entender quién es realmente. Tiene que lidiar con mucha gente maligna y con sus pensamientos oscuros, lo que lo lleva a pensar sobre cambiar su esencia para ser alguien más. Para ser más feliz y poder "encajar en la sociedad". Es un personaje al que le guardo mucho cariño ahora, y al que me gustaría sacar del libro para darle un gran abrazo y reconfortarlo. Me dolió leer su historia, aunque no me arrepiento de eso en lo absoluto. En cuanto al resto de personajes, los únicos que puedo destacar son Genevieve, la novia de Aaron, y Thomas. Son tan amigables (ya que representan un apoyo muy grande para Aaron) y tan buena onda que me encantaría que sean mis amigos también (¿por qué no?).
“Estoy acostumbrado a las peleas desde siempre, y nunca me había detenido a pensar que quizá hay otras formas de resolver las diferencias".
El desenlace fue una mezcla de sensaciones para mí. Hay un giro en la trama que me dejó boquiabierto. De hecho, había seguido leyendo después de eso y no terminaba de entender como no me había dado cuenta antes de lo que estaba pasando. Tampoco podía terminar de asimilarlo, hasta que frené un poco para darme cuenta poco a poco que la historia cobraba sentido. Las piezas del rompecabezas se estaban uniendo ante mis ojos, y más si recordaba todo lo que había leído en la primera parte de la novela. Todo encajaba, pero me rompió el corazón en mil pedacitos. No obstante, me encantó que todo estuviera minuciosamente trabajado y no sea tan fácil de anticipar.

De todas formas, el mensaje que se deja está más que claro y los invito a que lo descubran. Dudé mucho con la puntuación, porque quería bajarle un punto, sin saber muy bien la razón. Ahora, habiendo pasado un tiempo desde que lo terminé, puedo decir que se merece la puntuación completa. Espero que le puedan dar una oportunidad y descubran por ustedes mismos lo maravilloso y conmovedor que es este libro. La felicidad es algo que nos tiene que rodear constantemente pero, ¿a qué costo?

5/5

Si quieren, pueden pasar y ver la entrevista que le hice a Adam Silvera:

5 comentarios:

  1. Hola Fran!
    Tengo muy pendientes leer los libros de Adam, tengo en la biblio 'Solo quedó nuestra historia' y espero leerlo pronto.
    ¡abrazo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fran!
    Todavía le estoy agradeciendo a las personas involucradas en su visita que lo hayan traído a Argentina <3
    Al igual que te pasó a vos, escuchaba y leía muy buenas críticas de sus libros. Tenía muchas ganas de conocer sus historias. Así que un día me decidí y las encargué por Book Depostory. Qué buena decisión!
    Me enamoré de la pluma del autor y del modo que hace tanto hincapié en el desarrollo de sus personajes.
    Se convirtió sin lugar a dudas en uno de mis escritores favoritos. Fue único e inolvidable poder conocerlo y hablar un rato con él.
    Me alegro que hayas disfrutado la lectura (y te envidio un poco por haber podido entrevistarlo jajaja).
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Fran!
    Ya desde la sinopsis es atrapante la idea de pensar ¿Qué pasaría si me olvidara de aquello que me causa tanto dolor? y muchas personas llegan a pensarlo. Me llaman la atención demasiadas cosas de este libro y por sobre todo aquel mensaje que decías que hay que descubrir y todas las dificultades por las cuales pasa dicho personaje principal. Obviamente ya lo anoté como Want to Read en goodreads!

    Muchas gracias por la reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, la verdad que los libros de Adam Silvera no me llaman la atención, entiendo el mensaje que quiere dar el autor, pero no son historias para mí. Este es el único libro que me llama un poquito la atención, pero no creo que lo lea tampoco, porque hay otros libros que me interesan más.
    Que bueno que te haya gustado tanto y que hayas podido conocerlo y encima entrevistarlo, muy copado. Y coincido en que conocer a la persona que está detrás de las historias que amamos es lo más :D Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo, Fran ♥
    No se cómo explicarte las ganas que tengo de leer a este autor. Me muero, posta, me muero por este libro, me vuela la cabeza y es, no sé, uno de los libros que más quiero en este momento. Me alegro muchísimo de que te haya gustado tanto, y sobre todo, de que hayas podido conocer a Adam. Ojalá leas muchos más libros de él ♥
    Besos.

    ResponderEliminar