domingo, 5 de agosto de 2018

Reseña de "Moxie" de Jennifer Mathieu

Título: Moxie
Autor/a: Jennifer Mathieu
N° de páginas: 432
ISBN: 978-987-747-376-6
Editorial: V&R Editoras (bajo el sello "VRYA")
Sinopsis: Vivian Carter tiene 16 años y está aburrida. Pero también está harta. Harta de que en su escuela secundaria de una pequeña ciudad de Texas el equipo de fútbol americano tenga todo permitido. Harta de los códigos de vestimenta sexistas y del acoso en el pasillo. Y, sobre todo, harta de seguir siempre las reglas.
Pero algo empieza a cambiar. El pasado audaz, atrevido y feminista de su mamá siempre le ha fascinado y, ahora, se convierte en la inspiración que necesita para idear su propia manera de desafiar lo establecido. ¿Seguir aceptando las agresiones de un grupo de alumnos y las arbitrariedades de los profesores o presentar resistencia?, ¿continuar siendo Vivian la obediente o dar batalla?
Algo que comienza con pequeños desafíos se convertirá en Moxie, un movimiento que unirá a las chicas en la lucha. Ya nada las detendrá. Ya no aceptarán las reglas establecidas.
¡Muchísimas gracias a V&R Editoras por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

Moxie es una novela que está en boca de todos, y eso me encanta. Y para quienes no la conocen, es una novela sobre feminismo y empoderamiento femenino principalmente. Me había llamado mucho la atención porque me daba un poco de intriga saber que me podía encontrar dentro de estas páginas. Y no les miento: también me atraía un poco la edición, con una sobrecubierta transparente, que funciona a modo de complemento de la portada (es una edición limitada, por lo que les recomiendo que aprovechen y la adquieran si le quieren dar una oportunidad antes de que se agote y salga en una edición común). Decir que me fascinó es poco. Al igual que la historia; es como si al terminar me hubiera llenado de esperanza y felicidad (no cualquier libro es capaz de lograr tal cometido).

Vivian Carter es una adolescente muy tímida y una más del montón. Prefiere no llamar la atención y pasar desapercibida en toda situación social. Esto se debe a que se siente reprimida en su colegio de Texas, East Rockport High, porque los jugadores de fútbol americano son los que dominan los pasillos, haciendo de las suyas con comentarios machistas y "juegos" donde se viola el espacio personal de todas las chicas. Entonces, inspirada por el movimiento feminista Riot Grrrl y el pasado rebelde de su madre, Viv decide tomar cartas en el asunto y crear Moxie, un fanzine que alienta a todas las mujeres a levantar la voz y decir basta ante las injusticias que existen en esta institución, donde siempre se beneficia a los chicos y se menosprecia a las demás. Sin embargo, nadie sabe que ella es la creadora de Moxie, y no quiere que su secreto salga a la luz, ya que no se siente preparada para dar la cara y ser el centro de atención. Ahora, ¿qué pasará cuando Moxie se salga de control?
Pero las Riot Grrrls se esforzaron para no tener una líder. Querían que hubiera igualdad de voces en el movimiento. Esa es otra razón por la que debo mantener mi identidad en secreto".
En principio me gustaría comentar lo ingenioso que me resultó el título, ya que Moxie no es simplemente un nombre para la creación de Viv, sino que es una palabra en inglés también, que significa coraje y determinación. Desconocía totalmente esta palabra, e inmediatamente se convirtió en una de mis favoritas. Por supuesto que tiene una relación directa con la trama: la protagonista atraviesa su penúltimo año de la secundaria bajo esta premisa, y es algo que le cuesta seguir de a momentos, aunque sin bajar los brazos porque ¡las chicas Moxie dan pelea!

El argumento de la historia no es muy elaborado; se nota que la autora decidió mantener las cosas simples, concisas y bien claras. En parte lo agradezco porque no soy una persona 100% informada en el tema, y en este libro se habla de un movimiento tan grande, pero de una manera tan comprensible. Tanto personas que no lo conocen y personas que sí estén interiorizadas en él, puedan leer el libro y sentir una conexión con él (aunque sea mínima) y entenderlo. En sumatoria, estuvo muy bien que se hayan visibilizado ciertas situaciones que ocurren constantemente en el ámbito escolar, donde entra en juego el bullying y el patriarcado. Lo que me sorprendió fue el hecho de que, a pesar que la historia transcurre en un pueblo conservador de Estados Unidos, todo lo que sucedía era muy similar a lo que puede ocurrir en Argentina. Por ende, es muy fácil que los lectores se sientan identificados con los personajes y sus vivencias.
"Quiero decir que me parece que no hace falta ponerle una etiqueta explica Claudia. O sea, muchas personas piensan que la palabra feminista es muy rara, asusta. Da a entender que odias a los hombres. Yo preferiría decir que estoy a favor de, ya sabes, la igualdad.
Pero ¿acaso el feminismo no se trata de eso? digo yo. ¿De la igualdad? No creo que signifique que no quieras salir con chicos".
Hablando de los personajes, fue interesante leer esta historia desde el punto de vista de Viv. Hubo algunas cuestiones que no me agradaban de ella, y no me ayudaba a que terminara de entender su personalidad. De todas formas, fue maravilloso poder ver su crecimiento a través de los capítulos, donde se ve que empieza a soltarse un poco más. También, no hace caso omiso de lo que sucede a su alrededor (porque sí, es peor que las cosas nos resbalen y hacer como que no pasa nada), y eso dice mucho de ella. Me gustó ver la disyuntiva que tenía entre considerarse feminista por todo lo que estaba haciendo y logrando, o no. Todo lo que sucedió con Moxie fue como una evolución para Viv, donde empieza a entender que cosas la mueven a nivel emocional o que cosas la incitan a luchar por sus intereses (donde le costó entender que no es tan fácil cuando la mayoría de las personas de tu entorno siguen teniendo la mente cerrada a los cambios). Obviamente se ve que le genera un poco de terror lo que puede llegar a ocurrirle si la gente se entera de lo que ha estado escondiendo. Le podría afectar a su futuro si los directivos deciden suspenderla. A su vez, ella siempre fue la chica buena... y dar una impresión distinta le asusta un poco, pero en el fondo también lo anhela.

Por otro lado, me gustaría hablar de Seth, el interés amoroso de la protagonista. Me gustó que se incluyera un poco de romance. Eso hizo que la historia sea un poco más creíble y real, porque a Viv le siguen ocurriendo cosas que a cualquier persona le podrían ocurrir en la secundaria. Él no es como la mayoría de los chicos de East Rockport... él es amoroso y una especie de pilar para Vivian. Hay algunos conflictos que surgen entre ellos, que fueron muy interesantes de leer. Dio pie a una circunstancia que puede dar de lo que hablar, y más en nuestro país. Por otro lado tenemos a las amigas, entre las que puedo mencionar a Lucy y Claudia, las más cercanas a Viv. Sus papeles en la novela fueron muy importantes, tanto como el de la madre, que sin ella nada de lo que hizo su hija hubiera ocurrido.
Quizás hay cosas por las que vale la pena meterse en problemas señalo".
El final me emocionó sinceramente. Fue algo que ya había visto en una película, aunque fue impresionante la forma en la que se va dando ESA escena en particular. No tengo palabras para describir lo esperanzado que me dejó. Soy muy optimista en estos casos, y me hace sentir que todo es posible, que el cambio se puede dar. Muchas personas aún tienen que abrir los ojos y ver que hay cosas que hay que cambiar, y que no son simplemente el capricho de unos pocos. El abuso desmedido y arbitrario está tan naturalizado que sé que cuesta darse cuenta a veces. Y salir de la zona de confort (esa burbuja en la que vivimos) es difícil y puede dar miedo. Solo quiero decirles que nadie está solo y que es posible apoyarnos entre todos.

Entiendo que este libro es una apuesta muy arriesgada por todo lo que está sucediendo actualmente, pero desde mi punto de vista, creo que la autora hizo un buen trabajo en exponer esta historia de forma respetuosa. Mi idea con esta reseña no es cambiarle el pensamiento a nadie, porque eso sería horrible. Si los invito a que entiendan las distintas posturas, y que la agresión no es la respuesta. Nunca. Este libro puede hacer que las niñas y jóvenes se den cuenta que alguien realmente las entiende (si es que han pasado por momentos similares a los mostrados en Moxie), y tal vez las incite a seguir investigando sobre el movimiento, y que ahí puedan decidir por ellas mismas si es eso en lo que creen. Muy recomendable de mi parte, y no le pongo la puntuación perfecta porque me costó engancharme al principio, aunque la verdad es que se disfruta mucho la lectura y de esta gran revolución femenina.

4/5

4 comentarios:

  1. Hola, me encantan los dibujos de libros que usas para la calificación, nada que ver, pero lo quería decir jaja.
    Me gustó la conclusión final que pusiste, yo creo que es re importante dar la información y que queda uno o queda una decida que hacer con esa información. Eso de imponerle creencias a la gente es horrible.
    Todavía no leí Moxie, espero hacerlo en algún momento. Me gustó eso que dijiste que las cosas que pasan en el libro también pasan en Argentina, recuerdo cuando iba al secundario, las chicas teníamos que ir con guardapolvo, "porque se visten muy provocativas y distraen a los chicos" que bronca que me da ahora. Los pibes, obviamente podían ir vestidos como se les cantaran las ganas. Así que bueno, me gustaría leer el libro para ver como va la movida de Moxie y que repercusiones tuvo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Fran!
    Tengo el libro esperando en mi estantería desde hace un tiempo.
    No había escuchado mucho de él, pero mi hermana ya lo había leído en inglés y le gustó muchísimo. Así que en el momento que me enteré que lo publicaban acá, no dudé en comprarlo.
    Me pone muy contenta que se traten estos temas en la literatura YA y que cada vez sean más las personas interesadas en conocerlos y profundizar en ellos.
    Espero poder leerlo pronto. Me alegro que lo disfrutaras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu comentario final sobre respetar el pensamiento ajeno y, al mismo tiempo, intentar aprender por qué hay otros que piensan diferente. Abrir la mente para comprender, sin la necesidad de cambiar de opinión. Eso es algo que yo siempre digo.

    La verdad es que dudo leer la novela solo porque no me llevo bien con las historias que suman adolescentes y escuelas. No puedo con ellas, como son muy distintas a lo que fue mi propia adolescencia no llego a conectar con nada.

    ¡Saludos y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  4. Hola Fran!
    TENGO MIL GANAS de leer Moxie, pero la pobreza me lo impide u.u Lo más seguro es que más adelante se lo pida a algune amigue y le de una chance.
    ¡abrazo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar