jueves, 24 de mayo de 2018

Reseña de "Amor, odio y otros filtros" de Samira Ahmed

Título: Amor, odio y otros filtros
Autor/a: Samira Ahmed
N° de páginas: 272
ISBN: 978-987-609-715-4
Editorial: Del Nuevo Extremo
Sinopsis: Maya Aziz está dividida entre dos futuros: el que sus padres esperan de "su buena hija india musulmana" —es decir, permanecer en Chicago y casarse con un joven “adecuado”—, y el que ella desea —ir a Nueva York a estudiar cine, y salir con un compañero de su escuela y escabullirse con él a un estanque secreto a aprender a nadar—. Pero mientras lucha entre la elección de sus padres y sus propios deseos, su mundo se ve sacudido por un horrible acto de terrorismo cuando un suicida, que casualmente tiene su mismo apellido, ataca una ciudad de Estados Unidos y amenaza con alterar el curso de su vida para siempre. La comunidad donde vive desde su nacimiento se vuelve irreconocible: vecinos y compañeros de clase están consumidos por el miedo, el fanatismo y el odio. En definitiva, Maya debe encontrar la fuerza interior para determinar qué quiera hacer realmente.
¡Muchísimas gracias Editorial Océano Argentina por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

¿Vieron cuando tienen muchas ganas de leer un libro desde hace mucho tiempo? Eso es lo que me pasó con Amor, odio y otros filtros. Recuerdo aquellos días cuando había sido publicado en inglés, donde estuve muy cerca de comprarlo. Le tenía muchas ganas por su premisa novedosa, con una protagonista musulmana (algo que nunca había visto hasta el momento) y una historia con un gran potencial. El tiempo pasó y me emocioné cuando vi que llegaba a librerías argentinas durante el mes de mayo (así es, ¡una publicación muy reciente!). En fin, lo empecé a leer ni bien lo tuve en mis manos, pero debo decir que me esperaba algo completamente diferente.

Maya es una chica nacida en Estados Unidos, pero hija de padres indios-musulmanes. Actualmente se encuentra atravesando el último año del colegio y su futuro es algo totalmente incierto para ella. Por un lado, tiene el sueño de convertirse en una exitosa cineasta, por lo que debería dejar su pueblito en Illinois para ir a estudiar a Nueva York. Por el otro, sus padres tienen el deseo de que estudie abogacía o medicina cerca de su hogar, con el agregado de que quieren que se comprometa lo antes posible con un hombre adecuado. Su vida se debate entre estas dos opciones, mientras conoce a Kareem, su posible "pretendiente", que es sumamente amable, comprensivo y un poco atrevido, y a Phil, compañero del instituto, que le genera las famosas mariposas en el estómago. En este relato nos encontramos con el camino de autodescubrimiento de la protagonista; también estamos presentes ante la historia de un terrorista en el trasfondo de la trama, que de alguna forma termina afectando la vida de los personajes principales. El amor, la esperanza y el miedo son algunos de los sentimientos que mueven a Maya en su propia vida (como así también el carpe diem), y los lectores somos los espectadores de la evolución de la misma.
“Algo que aprendí: la gente adora a la cámara y, cuando filmo, la ve a ella y no a mí; así, cuando quiero, puedo desaparecer en silencio detrás del escudo confiable".
Empezando a hablar de la escritura, creo que es una de las pocas cosas que disfruté en la novela. Ahmed escribe muy lindo (a pesar de haberme encontrado con algunos inconvenientes en la traducción). Quizás algunas frases me parecieron raras; sin embargo, era muy fácil de leer y me sumergía en la narración sin ningún inconveniente. Con respecto a la cultura, es algo que me agradó de igual manera. Muchas costumbres y términos eran desconocidos para mí. Hubiera preferido que se explayara al referirse a comidas típicas, ya que simplemente se las nombraba y no siempre era posible imaginárselas. De todas formas, no es algo que genere problemas en la historia. Es más, estoy casi seguro que muchas personas pueden leer este libro y sentirse identificados o familiarizados con todo este tema, y me parece excelente, porque significa que es realista. Eso es lo que importa: la representación es fundamental hoy en día.

Ahora quiero hacer hincapié en la pasión de Maya: el cine. Esta representa una parte crucial en la novela. Me parecía importante hacer una mención especial porque me gustó mucho el papel que esta tomó. En prácticamente todos los capítulos hay al menos un momento en donde Maya nos relata y nos describe una escena que está viviendo como si fuera una película. Es como una especie de marca personal de la autora con respecto a su creación, que hacía que me imaginara mucho mejor la ambientación. Maya siempre sale con su cámara a todos lados, y se nota que es parte de ella. Además, al leer Amor, odio y otros filtros, nos damos cuenta que ella también es capaz de darle importancia a su propia visión y a su propia memoria, pero eso es algo que deberán ver por ustedes mismos si planean darle una oportunidad a la novela.
"Las cosas mejorarán, Maya. Aunque en este momento parezca que el mundo se derrumba a tu alrededor".
Pasando a los personajes, Maya me provocó una mezcla de sensaciones. La mayoría del tiempo se comportaba de manera impulsiva, y un tanto caprichosa. A veces tenía sus momentos en donde me caía bien y hacían que tuviera más simpatía hacia ella (más que nada al entender sus principios). De todos modos, sus problemas aparecían por Kareem o por Phil, los chicos que forman una especie de triángulo amoroso con ella. Esto es algo que me chocó al principio, porque no me esperaba que la novela se focalizara tanto en el romance. Ambos muchachos tienen muchas cualidades, y se podría decir que tenían otras cuestiones que me exasperaban. El primero es atento y "el indicado" para casarse, y el segundo, tierno y apuesto, con el que ella se siente muy a gusto. Me molestó que fuera el típico amor instantáneo, con una gran abundancia de clichés. Asimismo, había cosas que se tornaban un poco repetitivas, más que nada con Maya, que constantemente traía a colación su drama a lo que estuviera ocurriendo. Algunas escenas eran muy entretenidas y adictivas, pero si se las analiza... no son muy creíbles. Maya nunca se sintió culpable por sus relaciones a escondidas de sus padres. Y no digo que debería estarlo, pero tengo la sensación de que no expresó casi ninguna opinión acerca de lo que pueden hacer o decir sus padres si se enteran, o su postura en la religión (salvo algún que otro comentario aislado).

En cuanto a los otros personajes, tengo que hablar de Violet, la mejor amiga de Maya. Es una pena que no se la desarrollara más ya que es alguien que le da un toque especial al libro. Es muy divertida, espontánea y fresca. Su amistad con Maya es muy natural, y amé que estuviera siempre ahí para apoyarla. Lo mismo opino de Hina, la tía de Maya, la cual representa un pilar en su vida. Ella tiene mucho de lo que Maya apunta en la vida: independencia (o sea, decisión absoluta sobre si quiere casarse o no), y un trabajo que adora. Es sencillamente maravillosa y me quedé con muchas ganas de saber más sobre ella. Por último, pasaré a hablar de los padres. Tengo la sensación de que lo que se muestra es una exageración de lo que en realidad se ve en la actualidad. No estoy hablando de las manías de que su hija debe comer, saber cocinar o estar presentable, sino de su ferviente anhelo por ver a su hija casada, aunque todavía no haya terminado la secundaria. No creo que sea tan así en el 100% de los casos, en pleno siglo XXI (están en su derecho de corregirme en los comentarios si estoy equivocado). Me dio mucha pena que les costara entender los deseos de su propia hija... tampoco es que la defiendo, porque ella se comportaba con mucha rebeldía y vivía respondiendo con bastantes agudezas. Es que simplemente de a ratos me costaba asimilar lo que leía: una dura realidad. En resumen, creo que se muestran muy bien ciertas costumbres, pero se deberían trabajar sobre otras cuestiones un poquito más.

Volviendo al tema de la representación, como ya dije, la parte de la cultura india es algo muy bueno que tiene el libro. No obstante, cuando nos referimos a la representación musulmana, esta deja mucho que desear. Entiendo que Maya tenga una vida "americanizada"; sin embargo, ¿qué pasa con todo el tema de sus orígenes? Se sabe que es musulmana porque está aclarado hasta en la sinopsis, pero ninguna de sus actitudes indica que ella lo es, y eso que el libro está contado desde su punto de vista. Entonces, ¿cuál es el punto de aclararlo si no se habla de eso? Se hizo mucho énfasis en el romance y se dejó a un costado un tema que tal vez hubiera servido para informar a más personas sobre otras religiones.
"Qué lástima que nada de eso importe. Nos pintan a todos como que somos antiestadounidenses y simpatizantes de los terroristas, sin importar cuánto gritamos que condenamos al terrorismo y digamos que es antislámico. Es culpa por asociación".
Por último, quiero tocar el tema del terrorismo. A principio de cada capítulo hay algunos párrafos donde se habla de una persona, que es evidente que está tramando algo muy malo. A veces vemos su pasado, y otras veces lo que se está desarrollando en el presente. La cuestión es que uno, al leer la contratapa, se espera que esto tengo un gran protagonismo. La verdad es que este ataque toma lugar recién después de la mitad del libro. Por eso, al comienzo de esta entrada dije que me esperaba algo distinto, porque sentí que la sinopsis me estaba vendiendo otro título, distinto al que estaba leyendo. En definitiva, la problemática que deben enfrentar Maya y su familia debido a este ataque es horrible. Aquí es cuando entra en juego la discriminación o la islamofobia, por la relación automática que hacen varias personas entre un ataque terrorista con personas como Maya y su familia. Hay un inconveniente muy feo en el colegio, pero sigue siendo otro tema al que se le dio poco protagonismo. Sentí que todo se resolvió con mucha rapidez y gran facilidad, para volver a enfocarse en el debate personal de Maya. Es una pena que haya sido así, cuando se podría haber aprovechado para generar otra clase de impacto en los lectores.

El desenlace me dejó con un sabor amargo. El último capítulo me gustó (luego de haberme dado cuenta que, lamentablemente, la trama iba por otro camino), y el epílogo me dejo patidifuso. La historia tiene un final cerrado, pero quedan muchas cosas al aire. En definitiva, no creo que sea un libro malo (recuerden que mi calificación es la misma que la de Goodreads, y esta significa "que estuvo bien"), pero es que la publicidad te lo vende con un enfoque específico, que en el libro apenas se toca. Básicamente creo que ese fue mi problema, y que el romance no resultó innovador. Cierro esta reseña diciendo que disfruté mucho leyendo y aprendiendo cosas que eran desconocidas para mí. Recomiendo su lectura, siempre y cuando tengan en cuenta de no cometer el error de esperar algo sumamente serio como yo. Un contemporáneo ligero, con muchos tópicos para debatir.

2/5

10 comentarios:

  1. Hola! Realmente la premisa del libro suena muy interesante. Es una lástima que la escritora haya preferido escribir una historia ligera cuando podría haber escrito algo más comprometido. De todos modos, creo que es un libro que yo leería. Reitero, me parece atractivo por los temas que toca.
    Saludos!!!
    PD: Hacía tiempo que no escuchaba la palabra patidifuso :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Pues este libro parece uno que podría haber llegado a mucho y se ha quedado en poco. No creo que lo disfrutara.
    ¡Gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola, me gustó tu reseña, pero el libro no me llamó la atención, ya desde la sinopsis me di cuenta que el libro no es para mí jaja. Siento que si me pongo a leerlo me voy a indignar un montón con las actitudes de los padres jaja.
    Que mal que no se profundice en el conflicto con el terrorista, es lo único que me pareció interesante. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Fran!

    Cómo estás?

    Sabés que no me llamaba mucho la atención y menos ahora, después de leer tu reseña. Veo que tiene muchos baches. Algo que me parece un bajón es que no haya desarrollado correctamente ciertos aspectos de la cultura para que los lectores que no estén familiarizados con ella comprendan sin problemas.

    En fin, es un pass para mí. Gracias por compartir tu opinión :)
    Abrazo,

    Leo

    ResponderEliminar
  5. Querido Fran, entiendo como es eso de llevarte una descorazonada al leer algo que esperabas tanto... sobre todo estando tan pendiente de la traducción (Ouch!!).
    Me alegra que, igual que siempre, nos desmenuces el libro de manera que entendemos no únicamente el disgusto, sino los porqués...

    De un tiempo para acá me he sentido "a salvo" de este tipo de encuentros (historias potenciales algo atascadas en el romance), es bueno consultar con previos lectores si estamos muy seguros de querer evitar esas lecturas, ¡¡Gracias por tu reseña, un fuerte abrazo desde México!!

    ResponderEliminar
  6. Hola fran.
    Yo disfrute mucho de la lectura. Sobre los puntos que mencionas que te hicieron "ruido". Maya sí hace referencia que a pesar de que su familia sigue algunas tradiciones de su cultura y religión, no son 100 % rígidos en lo que ella marca y en llevar una vida a rajatabla según sus mandatos.La madre de Maya hace hincapié en ese detalle muchas veces al final.
    Por otro lado, tampoco sentí que el romance tapara la trama central. Tanto el titulo del libro, como la sinopsis dejan claro que sera parte de la historia. Si coincido que por la tematica un par de paginas extras hubiera sido genial para tocar un poco mas el tema del terrorismo y ofrecer algo mas conciso de las tradiciones.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Fran!
    cuando me llego el mail de Océano como que me llamaba un poco (pero me pedí reino dividido) pero ahora, después de leer tu reseña, menos mal que no me lo pedí (?
    ¡Beso y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  8. Hola Fran,
    la verdad que es un libro que por su sinopsis atrapa y dan ganas de leerlo, pero una lastima que se haya quedado en poco y que no lo hayas disfrutado.
    Gracias por la reseña. Te estoy siguiendo y te invito a pasarte por mi blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Fran! Como estás? Me encantó que la prota sea tan del cine y que piense su vida en escenas. Eso es genial.
    Me parece que no leería la historia porque lo que más me había interesado de los primeros parrafos es que ella era musulmana, pero como no es así... Me dí cuenta con tu reseña que la gran parte de los libros que leemos tienen de prota a alguien yanqui, es re triste. Cuestión que voy a empezar a trtar de conseguir libros con protas de otras nacionalidades
    Nos leemos!
    Nati

    ResponderEliminar
  10. Hola Fran ¿Cómo estás? Media vida hace que no paso por acá.
    Cuando vi que a muchos les estaba llegando este libro me volví loca porque lo quería muchísimo, sabía de que trataba y como vos, compré lo que dice la sinopsis y me emocioné un tanto con la portada porque me parece muy linda. Después, empecé a leer reseñas y me di cuenta de que la gran mayoría coincide en lo que decis, y se me fueron bastante las ganas de leerlo. Con lo del triángulo amoroso lo paso a descartar definitivamente porque necesito un descanso de eso.
    Una pena, puesto que tiró tus ilusiones por el libro a la basura.
    Te dejo un abrazo y hasta dentro de otra media vida (?)

    ResponderEliminar