miércoles, 17 de febrero de 2016

Reseña de "Tres espejos, Luna y Espada" de Sebastián Vargas

Título: Tres espejos, Luna y Espada
Autores: Sebastián Vargas
N° de páginas: 352
ISBN: 978-987-731-129-7
Editorial: Ediciones SM
Sinopsis: Yue, una jovencita de un pueblo de la antigua China, se enamora del granjero Jian, y aunque se separan por las guerras que asolan su tierra, prometen reencontrarse en la Fiesta de los Faroles. Yue se traslada con su familia a la gran ciudad. Allí la esperan penurias, sorpresas y aventuras, en un viaje que la llevarán hasta el palacio del emperador, donde se tejerán y se destejerán los hilos de su destino.
Esta historia se completa, como las dos mitades de un espejo partido, con el libro Tres espejos. Espada.
Jian, un joven campesino de la antigua China, se enamora de Yue, la hija del herrero del pueblo. Ante el peligro de la guerra, los dos deben separarse, pero prometen reencontrarse poco después. Sin embargo, desde ese momento, Jian se ve envuelto en una serie de desgracias y aventuras de piratas que lo llevarán muy lejos de su aldea, por el cambiante camino de las olas.
Esta historia se completa, como las dos mitades de un espejo partido, con el libro Tres espejos. Luna.
¡Muchísimas gracias a SM Argentina por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

A simple vista, la portada puede parecer un tanto inusual. Lo que pasa es que Tres espejos tiene la particularidad de contener dos libros en uno. Así es... Tenemos una historia central, la cual está contada mediante dos ángulos diferentes. Simplemente se debe voltear el libro y ¡voilà! Interesante, ¿no? Fue lo que más me llamó la atención desde un comienzo, aparte de la cultura china. No soy muy ávido en el tema, por lo que estaba más que ansioso por darle una oportunidad a este volumen dividido en dos, como dos mitades de un espejo partido.

La historia está centrada en el pueblo de Pingyang, donde nuestros protagonistas, Yue Chang y Jian Deyán, viven. La primera es hija de un herrero, lo que significa que puede darse ciertos lujos, como el espejo que atesora. El segundo es hijo de un campesino y su situación económica es muy diferente a la de Yue. Sus caminos se encuentran y se enamoran perdidamente uno del otro. Aunque su amor a primera vista tiene la pinta de perdurar para siempre, una inminente revolución está por azotar China. La familia de Yue opta por irse del pueblo para mantenerse a salvo, pero Jian no tiene esa posibilidad. Ambos, con el corazón destrozado, deciden que deben reencontrarse tiempo después para finalmente comenzar su vida juntos. Este pacto lo sellan partiendo el espejo de Yue, dando a entender que al encontrarse van a juntar ambas piezas simbolizando su eterno amor. Ahora, tanto Yue como Jian le esperan unas aventuras inimaginables por delante. ¿Podrán cumplir con su promesa? ¿Llegará el momento del encuentro?
"Cada vida es una colección de momentos, elegidos y reflejados por el espejo de nuestra memoria una y otra vez. En ese preciso momento, todo para Yue tuvo sentido, sin importar lo que había pasado antes ni lo que sucedería después."
Primero que nada, cuando empecé leyendo este libro quedé fascinado con la forma en la que estaba escrito. Ambas partes están narradas en tercera persona, pero una se focaliza en lo que le ocurre a Yue y la otra en lo que le ocurre a Jian. Parece una de esas historias típicas (esas, las que siempre tienen una moraleja al final) que se van pasando de boca en boca, o que se cuentan bajo una noche estrellada junto a una reconfortante fogata. Digamos que el efecto que me provocaba era muy favorecedor. ¡Era inevitable imaginarme esa hermosa situación!

Con lo dicho anteriormente parece que es una historia para niños, pero les aseguro que no. Es una historia para todo público... La pueden disfrutar adultos, adolescentes y/o niños. El vocabulario no es muy rebuscado ni muy sencillo, así que no hay ningún problema que pueda entorpecer la interpretación de los lectores. Las descripciones son mágicas y maravillosas. Sentía todas las escenas muy vívidas. Esto es algo que me encantó porque desconocía varios aspectos de estos lugares exóticos. Sebastián Vargas tuvo el agrado de plasmar en el papel todos estos detalles que yo considero indispensables al momento de la lectura. Además, eran necesarios para poder seguir recreando en mi cabeza lo que estaba ocurriendo en esta ambientación totalmente nueva para mí.

Tengo que admitir que cuando empecé la lectura prejuzgue el libro al encontrarme con un romance apresurado entre los personajes principales. Si les pasa lo mismo, no duden en continuar leyendo. A pesar de que el eje central de la trama es el amor que une a Yue y a Jian, la historia toma rumbos muy distintos. Viajes y travesías abundan en estas páginas, al igual que acción, riesgos, peligros e incertidumbres. Es tanta la adrenalina y suspenso que se genera en algunos puntos claves que uno no puede parar de leer hasta estar seguro que es lo que va a pasar a continuación.

Tal como menciono al principio de esta opinión, Tres espejos está compuesto por dos novelas. Esto significa que tenemos varias formas de leerlo. Se puede leer primero Luna y luego Espada; se pueden leer capítulos intercalados; o se puede leer únicamente una sola de las historias. Yo preferí la segunda opción ya que me interesaba ir viendo que les iba pasando a ambos personajes al mismo tiempo. La única contra es que podía ir descifrando o prediciendo ciertas cuestiones que iban a pasar.

Los personajes son muchos, pero nombraré los que más me gustaron. Yue es una chica sin pelos en la lengua. No importa lo que ocurra, ella tiene las agallas de hacer frente a lo que se le ponga en su camino. Es cierto que le cuesta a veces... Solo cuando los sentimientos de otra persona se interponen en el medio. Su actitud me gustó mucho, aunque fuera ilusa o ingenua gran parte del libro. Me daba rabia las cosas que le pasaban y que ella estuviera incapacitada de reaccionar. Siguiendo con Jian, no me gustó tanto como Yue. Él es un chico que se toma muy a pecho todo lo que le pasa, lo cual va a traer varios conflictos a lo largo de la historia. Me molestó un poco, pero no era nada que no se pudiera soportar. A su vez, quiero comentar que me encanta que los nombres de los protagonistas signifiquen Luna y Espada. Nada, sólo eso. Prosigamos...
"Hay una parte de la verdad que pertenece a cada persona y es tan frágil que, si se dice, puede resquebrajarse."
Los personajes que nombraré ahora son secundarios, pero no por eso menos importantes. Primero tenemos a Memai, cuyas historias me enamoraron tanto como a Yue. Luego tenemos a Zhen Hé, un gran capitán y un gran maestro para Jian. Sus enseñanzas me fascinaron muchísimo. Fui reacio a su participación, pero terminé queriéndolo. Por último, tenemos al emperador Li Shimín. No voy a decir nada de él, salvo que me agradó su compasión.

En cuanto al final... Es indescriptible. Ambas novelas terminan igual, pero están escritas de forma MUY distintas. Luna fue el primero que leí, y ya estaba tirando el libro por la ventana prácticamente. Se dejaban muchas cosas a interpretación, cosa que no quería. Quería respuestas y quería algo cerrado. Lo mejor fue que Espada me ofreció justo lo que anhelaba. Pareció haberme leído la mente. Es irónico, porque me gustó mucho leer Luna, pero odié su final. En cambio, Espada no fue muy entretenido como Luna, pero amé el final.

Encima, sumado a lo anterior, el epílogo me dejo con mucha felicidad. Los mensajes que hay son tan lindos. Allí, también se explaya un poco del tema de los tres espejos. Si se preguntaban a qué se refiere este título, no les queda otra más que leer las dos novelas. Estoy más que contento con la creación del autor. Sin dudas la voy a releer en algún momento de mi vida. ¡No tiene desperdicio! Si están buscando algo ligero, esto es lo mejor que les puedo ofrecer. Tiene todo lo que pueden estar buscando: un romance, travesías por tierra y ultramar, combates, magia, ¡y mucho más! Recomendadísimo.

4/5

6 comentarios:

  1. ¡Hola Fran! No conocía este libro, pero me has dado ganas de leerlo. Eso de que sea dos libros en uno, que des vuelta el libro y ahí tengas el otro, las dos historias, todo eso me llama. Tampoco se mucho de la cultura china pero debe ser una historia buena si a vos te gustó. Debe ser un libro de lo más interesante. Saludos, Vani

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Me parece sumamente original la estructura del libro, me gustaría leerlo para tener una idea de cómo es tener dos libros en uno.
    La verdad que no conocía para nada el libro, tampoco lo vi en librerías, pero se ve como una historia diferente y eso de que se desarrolle en la cultura oriental, me gusta aún más.
    Me alegro que te haya gustado, un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola ! Realmente con tu reseña me ha dado ganas de conocer este libro. He leído algunos ambientados en China y siempre son interesantes. El último que recuerdo El valle del asombro es un libro super recomendable.
    Además la idea de que sean dos libros en uno y que puedan leerse de esa manera es super interesante. Con los libros sobre China siempre aprendes cosas nuevas.
    Gracias por la reseña y voy a buscar más información sobre él. Me abriste la curiosidad. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Holaa! No conocia este libro y lograste que me interesara en el.
    La verdad es que logro llamar mi atencion.
    De momento tengo bastantes pendientes, pero se suma a la lista.
    Buena reseña! Me alegra aque te haya gustado!

    Un beso,
    Mica.

    ResponderEliminar
  5. Hola Fran! No sé porqué me recordó un toque a Eleanor y Park. Nada que ver, pero no sé porqué me lo recordó...
    Me gustó la idea de que sean dos novelas en una (y por ende, dos libros en uno). Además, como bien sabes, nunca pierdo oportunidad de disfrutar de una historia que me permita conocer de la cultura de otros lados.
    Por lo que contaste, también me sonó a una fábula, no sé como explicarlo... Pero bueno, supongo que me tendré que sacar la duda leyendo el libro si cae en mis manos.
    Besos Fran!

    ResponderEliminar
  6. Hola, yo conocía este libro pero no me animé a leero, a pesar de las buenas puntuaciones que le dan, porque pensé que está dirigido a un público menor, ya que vos lo mencionas y además está catalogado así. Pero tu reseña me hizo cambiar mi forma de pensar respecpto a este libro porque no parece uno más, y tendré que darle una oportunidad algún día. Además de que la idea en general del libro me parece muy original.
    Saludos!

    ResponderEliminar