domingo, 4 de octubre de 2015

Reseña de "El marciano" de Andy Weir

Título: El marciano
Autor/a: Andy Weir
N° de páginas: 407
Editorial: Ediciones B (bajo el sello "NOVA")
Sinopsis: Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara.
Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables.
Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA.
Con un final sorprendente, El marciano es una novela brillantemente construida, un delirio ingenioso, con una mecánica del suspense que sorprenderá al lector una y otra vez y le hará perderse en el cosmos de la naturaleza humana y la lucha por la supervivencia.
Una experiencia literaria excepcional en gravedad cero.
¡Muchísimas gracias a Ediciones B por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

El hecho de haber visto el trailer de la adaptación me convenció para pedir este libro de las novedades de la editorial. ¿Cómo puedo decirle "no" a un libro que trata sobre un hombre perdido en Marte? Fue muy buena decisión ya que la novela superó mucho mis expectativas... demasiado. ¿Quién lo diría?

Tal como acabo de decir recién, en El marciano se nos relata la travesía de una tripulación que se dirige a Marte en la misión Ares 3. Todo va bien hasta que una tormenta de polvo azota este planeta desconocido obligándolos a irse lo más pronto de allí. Pero hubo unas complicaciones: el viento fue tan fuerte que arrancó la antena parabólica de comunicaciones de la nave y lamentablemente hirió a Mark Watney, nuestro protagonista. Como sus compañeros deben acatar estrictas órdenes de parte de la NASA, no pueden siquiera ayudarlo. Mediante unas comprobaciones lo dan por muerto y se van directo a casa. ¿Quién pensaría que Mark Watney pudiese estar vivo? Bueno, lo está.

Con un montón de reparaciones por delante, Watney deberá ingeniárselas para sobrevivir y a la vez comunicarse con la NASA. Aunque, lo peor de todo es que el tiempo le juega muy en contra y va a tener que poner en práctica todos sus conocimientos y todas sus habilidades para tener una chance de vivir. Con mil obstáculos en el camino, ¿logrará su cometido?
"Pero en realidad lo han hecho porque los seres humanos tenemos el instinto básico de ayudarnos los unos a los otros."
Siento que este libro se convertirá en algo muy valioso para los amantes del género ciencia ficción. En mi caso, a pesar de que no acostumbro a leer este tipo de historias, se transformó en una lectura asombrosa e inolvidable. Estoy súper seguro de que la voy a incluir entre mis lecturas favoritas del corriente año.

La narración de Andy Weir es totalmente adictiva y tengo la sensación de que él tiene muchas cosas en común con el protagonista. No me pregunten el por qué... simplemente se me vino a la cabeza que podría ser posible. Igualmente, a lo que quería llegar es que no podía parar de leer. La novela está contada a través de entradas de diarios, donde Watney nos cuenta todos los procedimientos que realiza cada día. Sus palabras tenían un gran peso y era increíble que manejaba todo con increíble calma. Estando varado en Marte (¡SOLO!) él nunca bajo los brazos y jamás se permitió un momento para derrumbarse. Siempre tuvo esperanzas a lo largo de las páginas. La mejor manera de expresar esto es decir que tiene una actitud admirable.

Otra cosa que me gustaría destacar es que en estas entradas de diario él explicaba todos los acontecimientos que debía atravesar día a día de una manera muy sencilla. Watney, desde un comienzo, sabía que si lo rescataban cualquier persona en el mundo iba a leer lo que él escribió. Entonces, evitando todo tipo de término científico que podría abrumarnos en la lectura, Andy Weir llegó al punto justo dentro de la narración. A simple vista se nota que El marciano es un trabajo de años y años, fascinante y maravilloso. Agradezco que haya sido una lectura fácil en el sentido del vocabulario utilizado. Les aseguro que no es difícil comprender todos los términos matemáticos, físicos y químicos que utiliza Mark para llevar a cabo una idea.

A su vez, lo que más me gustó de este libro fue el humor. Mark Watney tiene una personalidad única que lo ayudó mucho en este viaje. En los momentos más críticos o de suspenso, él lo rompía con un comentario que me sacaba más de una carcajada. Así es, me reí muchísimo. Pero también los momentos en donde te comes las uñas de la ansiedad abundaban. El autor supo transmitir todos los sentimientos del protagonista y no puedo estar más sorprendido. Toda la soledad te la hace notar, toda su preocupación te la hace notar, toda su desesperación te la hace notar. Realmente nos ponemos en los zapatos (o, en este caso, en el traje espacial) del protagonista.
"Si arruinar el único icono religioso que tengo me hace vulnerable a los vampiros marcianos, tendré que arriesgarme."
En cuanto a los personajes: tenemos un abanico enorme. Todos los personajes que surgen son muy entrañables, pero el que sobresale y el que se lleva el crédito es el único e inigualable Mark Watney. Quiero creer que es algo en lo que coincidimos la mayoría de los que leyeron El marciano.

Para ya ir terminando, el final me dejo con ganas de más. Las últimas 100 páginas se me pasaron volando y cuando llegue al ansiado desenlace sentí que necesitaba saber más, que me cortaron la historia en el momento incorrecto. No importa, eso no cambiará mi calificación para nada. Recomiendo que lo lean siendo o no fanáticos del género... observen mi caso. ¿Quién pensaría que lo adoraría? Además, ya se estrenó la película y no creo que quieran ir a verla sin antes haber leído el libro, ¿no?

5/5

7 comentarios:

  1. Hola Fran!
    Estoy viendo este libro por todos lados! Y tu reseña me hizo querer leerlo aún más D:
    Necesito leerlo, creo que ya llegue a ese punto que es vital leerlo jajaja
    A parte de que me niego a ver la peli hasta haber leído el libro
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Justo este libro está esperando en mi lista para cuando me acabe el que estoy leyendo ahora, y me lo ha recomendado mi padre, así que espero que sea muy bueno.
    ¡Genial reseña!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola Fran! Muero por LEERLOOOOO. Antes no me llamaba mucho pero luego leí la sinopsis y dije tengo que leerlo. Las reseñas hacen que babee por él. Espero poder conseguirlo pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Fran. Me alegro de que disfrutaras del libro. Muy buena reseña.
    Yo lo dejo por pasar por el momento.
    A lo mejor en un futuro me animo a leer algo del genero.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Es un libro increible, me encanto :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Fran! simplemente RT a todo lo que dijiste jajaja amé este libro como ya sabés, me enamoró por completo y eso que no me gusta mucho el género de la ciencia ficción. Por otro lado, me di cuenta de que pusimos la misma frase :3
    Te juro que tenes que ver la película, estás obligado! Mark es perfecto en la adaptación y en el libro también, es de esos personajes que crees que pueden llegar a ser reales si no estuvieran en el contexto que están. Es verdad que su humor se come toda la historia, lo de la música disco me hacía morir de risa y en la película explotan mucho mejor ese recurso :3 por último concuerdo con vos en que la forma de escribir de Andy... no solo es adictiva, es fascinante *-* me alegra mucho que te haya gustado tanto como a mi!♥

    ResponderEliminar
  7. Hola Fran! Termine de leerlo anoche y recién logro terminar la reseña gracias al fallecido cable de mi notebook. Tenemos algunos puntos en común, aunque no coincido en otros, por ejemplo: Mark a veces se derrumbaba, aunque tenía la fortaleza para salir de eso de nuevo. El miedo estaba presente en él, y muchas veces lo disimulaba con el humor. Me lo imagino como ese tío que hace chistes en los velorios, porque no soporta ver caras tristes a su alrededor.
    Espero que pronto el escritor termine su segunda novela, así puedo seguir disfrutando de sus historias.
    Besos!

    ResponderEliminar